Teléfonos

Teléfono do Concello: 982 360 004

Fax do Concello: 982 360 518

LECER

Outros Lugares
[categoria_lecer.imaxen]

El municipio de Becerreá es la cabecera de la Comarca de los Ancares que además esta formada por los municipios de Baralla, Cervantes, Navia de Suarna, As Nogais y Pedrafita do Cebreiro.

A nivel del partido judicial Becerreá es uno de los nueve que hay en la provincia de Lugo y además del Becerreá forman parte del mismo los municipios de Baralla, Cervantes, As Nogais, Pedrafita do Cebreiro y Triacastela.

No es posible encontrar una comarca más singular y diferente que la comarca de Os Ancares, situada en la frontera entre Galicia y León. La vida en ella transcurre vinculada inseparablemente al difícil y frondoso territorio que la define, con fuertes pendientes y una riqueza forestal sin igual, salpicado de infinidad de cientos de pequeños núcleos de población, más concentrados en la zonas montañosas y más extensos a medida que se suaviza la orografía; todos ellos próximos, cómo no, a las áreas de aprovechamiento agrícola y de silvicultura.

Las cumbres míticas para la memoria de los aficionados gallegos y leoneses al montañismo, los valles amplios con paisajes revitalizadores, surcados por ríos y riachuelos en constante sinfonía, la arquitectura popular, los restos históricos, las escenas y el ritmo de la vida rural hacen de Ancares no sólo una reserva natural, sino un espacio para experimentar el valor de lo auténtico.

Localización:

En el sector oriental de la provincia de Lugo, limita por el este con Asturias y León, por el norte con A Fonsagrada, por el oeste con Lugo y Sarria y por el sur con Quiroga.

Situación

En el sector oriental de la provincia de Lugo, limita por el este con Asturias y León, por el norte con A Fonsagrada, por el oeste con Lugo y Sarria y por el sur con Quiroga.

Extensión

Población
(año 2007)

Tª Máx.

(media anual)

1.049 km2

12.483hab.

11,8 ºC

Tª Mín.
(media anual)

Precipitaciones
(media anual)

4,3ºC

2042 mm

La comarca de Os Ancares forma parte de la alta montaña lucense, caracterizada por ser una de las áreas geográficas mejor conservadas de Galicia, que cuenta con una Reserva Nacional de Caza desde 1966. Más recientemente ha sido declarada Zona de especial protección de los valores naturales e incluida además como Lugar de Importancia Comunitaria en la propuesta Red Natura 2000 con la denominación Ancares-Courel.

Las sierras, presentes constantemente en toda la superficie, se van elevando hacia la parte más oriental donde alcanzan alturas cercanas a los 2.000 m La Serra dos Ancares con Penalonga, O Mostallar, Corno Maldito, Tres Bispos o Pena Rubia entre sus máximas cotas, establece el límite natural con Asturias y la Meseta; por el Sur, la Serra do Piornal y la Serra do Rañadoiro establecen el límite con O Courel (entre ambas discurre discretamente un tramo del río Lor; Serra do Puñago, Serra da Illoa, Serra de Oribio y los Montes de Albela bordean la comarca por el este, mientras que por el Norte, la cierran la Serra de Pedruñales y varias sierras menores.

Vista de Vilarello de Donis

En su carrera por encontrar las aguas del Cantábrico, el río Navia surge en Pedrafita do Cebreiro, atraviesa la comarca de Sur a Noreste creando un largo, sinuoso y hermoso valle. Sus afluentes, nacidos en estas sierras y de menor recorrido, compiten en belleza. Hacia el Atlántico vierten sus aguas el Neira y el Lor, afluentes del Miño y Sil respectivamente.

CÓMO LLEGAR

La Comarca, lugar de paso entre Galicia y la Meseta, está surcada por dos importantes vías de comunicación, la N-VIy la Autovía del Noroeste, que la aproximan a cualquier punto de la geografía gallega o de la Meseta. Ya dentro de la comarca la carretera LU-722 constituye un lazo de cohesión entre los municipios de Navia de Suarna y Cervantes, con el núcleo de Becerreá, principal centro económico y social de la Comarca.

Distancias aproximadas:

    * A CORUÑA: 135 km.

    * LUGO: 46 km.

    * SANTIAGO DE COMPOSTELA: 156 km.

    * OURENSE: 109 km.

    * PONTEVEDRA: 182 km.

    * VIGO: 216 km.

    * MADRID: 477 km.

Historia

Los castros de Villabol, Villaesteva y Quintá en As Nogais, los de Lebruxo, Berselos, Santa Cruz en Baralla y Santa María en Cervantes, constituyen los restos de los primeros poblamientos por estas tierras que más tarde serían visitadas por los romanos. De ellos se conservan algunos restos como lápidas dedicadas a Júpiter Optimum y Máximum o a la diosa Tutela, en Baralla, ruinas de la mansión de Timalimum o vestigios de la supuesta vía Lugo-Astorga con la mansión romana Ponte Naviae.

En la Edad Media, la Torre de Doncos, El Castillo de Doiras y el de Valcarce (en León) defendían la entrada en Galicia por el duro ascenso a Pedrafita, del Camino Real de Castilla, de peregrinación a Santiago.

Es en esta etapa histórica cuando, entre las nobles familias de los marqueses de San Saturniño, el señor de Cervantes, conde de Villanueva de Cañedo y marqués de Alcañices, que ejercieron su señorío sobre estas tierras, destacan los Condes de Altamira, que se hicieron con el "concejo de Navia" hacia 1450, conservándose todavía los restos del castillo de Pobra de Navia. Y hablando de nobles construcciones, el Palacio de Tello Neira del siglo XV en Baralla, aparece envuelto en leyendas que, según cuenta la tradición, sirvieron a Lope de Vega como fuente de inspiración para escribir "El mejor alcalde el Rey", del mismo modo que el castillo de Doiras es escenario de alguna de las más famosas leyendas de Bécquer.

A mediados del siglo IX, debido al Camino de Santiago que transcurre por la comarca, se construyó el mesón-hospital de O Cebreiro, fundado por los monjes benedictinos junto al santuario de Santa María la Real donde, según cuenta la tradición, se realizó el milagro eucarístico del Santo Grial.

Otros retazos de la historia vienen escritos por la resistencia de las gentes de la comarca contra los franceses. En el puente de Cruzul los guerrilleros de esta zona se apoderaron de más de un millar de fusiles que los franceses tenían aquí escondidos. Al mando de Manuel María Núñez se consiguió formar un ejército de unos 4.000 lugareños, que se distinguieron por su heroismo frente a los franceses.

Visita la Comarca 

Tres aspectos resumen los mayores atractivos de esta comarca: la naturaleza, que alcanza su más bello exponente en la Sierra dos Ancares; la etnografía, representada por las singulares pallozas que constituyen excelentes reliquias arquitectónicas; y el Camino de Santiago. Inaccesibles y pintorescos, los grupos de casas que constituyen algunos aislados núcleos de Os Ancares, permanecen imperturbables ante el paso de los años. El riguroso invierno y las elevadas sierras, han guardado costumbres y modos de vida preservándolos de prisas, contaminaciones, ruidos y estrés.

Galicia, el país de los mil ríos, tiene aquí su emblema: tres cuencas principales corren paralelas, hacia el Norte el Navia, hacia el Sur el Neira y el Lor, disputándose afluentes, compitiendo en belleza, fascinación y magia con sus sinuosos y juguetones discurrires, creadores de magníficas cascadas, plácidos remansos, zigzagueantes meandros que apresuran sus vueltas al caudal mayor, chispeantes fervenzas, o mágicas fuentes. Cuenta la tradición que la fuente de los Enamorados, en la Campa de Barreiro, cerca de Degrada (Cervantes), posee cualidades mágicas, y así, cuando la pareja enamorada bebe tres veces de sus aguas, ocurre el sortilegio que hace que la relación finalice en desposorios.

Siguiendo rutas establecidas como las de Serra do Calamouco o Souto de Agüieira (en Becerreá), la Ruta do Val de Rao (en Navia de Suarna) o nuevas rutas que el visitante se proponga, llegaremos a bosques impregnados de magia, de los más preciados del viejo continente, donde asistir al otoñal cambio de hoja en que la vegetación nos sorprenderá con sus múltiples colores.

Llegaremos a un retorno al pasado con las ancestrales pallozas, imagen señera de la comarca, representantes más primitivos de nuestra cultura. Adentrándonos en bosques de tejos, abedules, acebos, robles o centenarios castaños, fauna y flora en su estado más puro se presentan ante nosotros: nutrias, ciervos, corzos, rebecos, lobos, martas, ginetas, garduñas, tejones, gatos monteses, armiños, jabalíes, ¿quizás algún oso? y, cómo no, el urogallo, emblema de la comarca. Azor, gavilán, cernícalo, ratonero, mochuelo, lechuza, cárabo, perdiz, completan la biodiversidad de Os Ancares.

Declarado Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Protección del Oso Pardo, tal vez la visita se vea recompensada y alegrada con el avistamiento, en su medio natural, de uno de estos magníficos y casi extintos ejemplares que todavía pueblan estas montañas. La Reserva Nacional de Caza, en la zona más oriental, así como los numerosos cursos fluviales, ofrecen un magnífico entorno donde cobrar buenas piezas.

Pero, ante los recursos naturales, no debemos menospreciar las obras que el hombre ha ido construyendo a lo largo de los tiempos, como los puentes que en Baralla cruzan en varios tramos el río Neira: el puente de Covas, de estilo románico, o el de Os Mazos sirviendo de vía de comunicación en el antiguo camino de Becerreá a Meira, de posible origen romano. Otros puentes a destacar en la Comarca por su alto interés monumental son los de As Pontes de Gatín y Cruzul en Becerreá y el de A Pobra en Navia de Suarna, que junto al castillo se convierte en su conjunto de excepcional valor. El Castillo de Doiras en perfecto estado de conservación, el palacio de Doncos cuya torre permanece en románticas ruinas, la torre de Torés, el pazo de Quindous, o el Castillo de Navia de Suarna, acondicionado para viviendas, son muestra de la arquitectura medieval en la zona.

La riqueza natural, etnográfica e histórica se complementa con una gastronomía sencilla pero no por ello menos interesante en la que se incluye el Queso de O Cebreiro, con Denominación de origen, que, acompañado de la miel de Os Ancares, elaborada desde antiguo a partir de la rica flora de estos bosques, deleitará a más de uno. La androlla, el botelo, los chorizos o el jamón que formaban parte de la alimentación cotidiana de estas tierras y a los que se reservaba un amplio espacio en la lareira en previsión de los duros inviernos en que la nieve incomunicaba estas poblaciones, vuelven hoy, igual que antaño, a protagonizar la cocina ancaresa. La Festa Anual de Exaltación de la Androlla ofrece, desde hace algunos años, la degustación de este producto en Navia de Suarna; la época es el domingo de Carnaval.

La abundancia de casas de turismo rural en la comarca ofrece una visita apacible, cuidada y entrañable, donde pasado y presente conviven en perfecta armonía, integrados en la sempiterna naturaleza. Las rutas a caballo o en bicicleta, los paseos a pie, pondrán a nuestro alcance todo un paraíso conservado desde tiempos remotos donde el natural aislamiento ha creado y preservado un magnífico entorno.

 

 

Lecer

 
   
[Xunta de Galicia]